Lunes, 16 Julio 2018 00:00

Educar en la cultura del encuentro

Escrito por  CODIPACS Izcalli
Valora este artículo
(0 votos)

Los días pasados, se llevó a cabo, en Universidad Hebrea de Jerusalén el “Congreso de Scholas Ocurrentes”, que tiene el propósito de reflexionar sobre temas necesarios a tratar para la reconciliación de los pueblos en Oriente, ofreciendo una mejor calidad de vida, pacifica y justa; y que esta ocasión tuvo el título de “entre la Universidad y la Escuela, construyendo la paz a través de la cultura del encuentro”.

El encuentro fue clausurado por el Papa Francisco con un vídeo mensaje a todos lo presentes y donde destacaba lo siguiente: los niños, jóvenes y hombres, israelitas, palestinos y de muchas otra nacionalidades, respiramos el mismo aire, todos pisamos la misma tierra, habitamos una casa común que es este planeta, nuestras historias son muchas y diversas, y es que hay tantas historias como personas en el mundo, pero la vida es una para todos, y de ahí surge el compromiso humanitario de mirarnos a los ojos, y descubrir nuestra propia historia, pues en la desnudez de la mirada no hay razones sino comprensión, no hay respuestas sino apertura, apertura a lo que no soy yo; esa mirada permite el encuentro con el otro y con su historia, los hace cercanos, y en nosotros surge el efecto de la comprensión y de la compasión, entonces todo y todos, tenemos sentido y no hay lugar para la discriminación, la guerra y las luchas que lo único que provocan es la división de aquellos que viven en un mismo lugar y tienen lo esencial y vital en común. Aprender a ver con misericordia, es abrirse al otro, a su vida, a su historia y a sus necesidades, vernos es encontrarnos, y encontrarnos provoca una vida distinta; esto es algo que hay que enseñar desde los primeros años de vida, porque, enseñando a no ver, o a ver con odio, lo único que provocamos es una división que no tiene fin. La educación nos lleva –decía el Papa-, nos lleva a lugares desconocidos, siempre nuevos que cambian nuestra visión del mundo, así que nuestra responsabilidad es educar y educar en la cultura del encuentro, de esta manera purificamos la visión de las personas que habitarán este mundo después de nosotros, y también de esta manera estaremos cambiando el rumbo de la historia.

Encontrarse es la respuesta a muchos problemas que a lo largo y a lo ancho de la historia han hecho daño a la humanidad entera, y que siguen provocando heridas a muchas personas en su propia realidad y contexto. Encontrarse no es otra cosa sino hacer lo mismo que hacemos todos los días: estar juntos pero vernos con otros ojos y obtener otros resultados. Y esto que sirve para muchas realidades mundiales, sirve para muchas realidades personales, matrimoniales, familiares y de amistad. Veamos al otro, veámoslo a los ojos, encontrémonos con él y con su historia, tengamos compasión.

Visto 381 veces Modificado por última vez en Lunes, 16 Julio 2018 22:00

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.